Boletín Informativo para Socios del Grupo Cooperativo Cajamar

Boletín Junio 2021Institucional

Cajamar traslada su sede en Castellón a la Puerta del Sol

La rehabilitación de este edificio pone de manifiesto el compromiso de nuestra entidad por la ciudad, recuperando y poniendo en valor un inmueble histórico

La banca cooperativa Cajamar cuenta con nueva sede corporativa en Castellón. Una vez concluidas las obras de rehabilitación y completado el traslado de las infraestructuras de medios y personal ubicadas anteriormente en la calle Gasset, el edificio histórico de Puerta del Sol, esquina calle Enmedio, reúne las instalaciones de la Dirección Territorial así como los Servicios Centrales del Grupo que coordinan y dan servicio a las dieciocho cajas rurales del Grupo en la Comunitat Valenciana, de ellas nueve con sede en la provincia de Castellón. Además, la planta baja acoge la oficina principal de Cajamar en la ciudad y un salón de actos y usos múltiples, como nuevo equipamiento cultural.

El presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde, acompañado del director general, Francisco González, y del director territorial en Castellón, Jesús García, presentaron a las autoridades y representantes institucionales y empresariales las nuevas dependencias y servicios financieros que han permitido recuperar para la ciudad el edificio histórico que en el siglo XX ocupó el Hotel Suizo y después la Caja Rural Provincial, cuyas obras de rehabilitación se han prolongado durante los dos últimos años.

El acto contó con la presencia de la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco; el diputado provincial portavoz, Santiago Pérez; la subdelegada del Gobierno de España en Castellón, Soledad Ten; y la vicerrectora de Cultura y Relaciones Institucionales de la Universitat Jaume I, Carmen Lázaro.  Asimismo, asistieron el presidente de la Autoridad Portuaria, Rafael Simó; la presidenta de la Cámara de Comercio, Dolores Guillamón; el presidente de CEV en Castellón, Sebastián Pla; el representante de Ascer, Germán Belbis; y la directora de la Confederación de Cooperativas de la Comunitat Valenciana, Nardi Alba.

Eduardo Baamonde |la rehabilitación de este edificio le ha devuelto su imagen original, que aún permanecía en la memoria sentimental de muchos castellonenses”, y el traslado al mismo de la sede corporativa de Cajamar en Castellón “es una buena noticia” y “pone de manifiesto el compromiso de nuestra entidad por la ciudad, recuperando y poniendo en valor un inmueble histórico que contribuirá a revitalizar el entorno de la Puerta del Sol y del centro histórico”.

Amparo Marco destacó la importancia que tiene para la ciudad la recuperación de este edificio “tanto a nivel arquitectónico como  social y turístico, ya que pone en valor el entorno de nuestro centro histórico”. La alcaldesa de Castelló también dijo que este era un día especial para ella, dada su vinculación académica y personal con el cooperativismo. “Estoy orgullosa de ver que el mundo cooperativo avanza, superando retos, y hoy tenemos un grupo cooperativo fuerte que da el mejor servicio financiero en nuestra ciudad”, afirmó.

Por su parte la subdelegada del Gobierno en Castellón, Soledad Ten, significó la importancia que tiene Cajamar para el desarrollo del interior de la provincia, “donde es un ejemplo a seguir por su implicación en los pueblos pequeños”. En la misma línea se expresó el diputado provincial Santiago Pérez, quien destacó que “Cajamar es una entidad con un importante músculo en el interior de la provincia, con pueblos pequeños donde es una referencia”.

Edificio histórico

Asentado en lo que fue en el siglo XVIII Cuartel del Rey, el edificio actual de la Puerta del Sol, esquina calle Enmedio, tal y como hoy lo conocemos, fue edificado entre 1903 y 1905 conforme al proyecto del arquitecto Francisco Tomás Traver. El inmueble acogió en sus primeros años la Fonda Europa y más tarde el Hotel Suizo que, inaugurado en 1923, durante medio siglo se convirtió en el hotel más lujoso de la ciudad y en el que se alojaron los visitantes y artistas más famosos de la época, siendo aún recordada la estancia del novelista y dramaturgo Benito Pérez Galdós, de la actriz y directora teatral Margarita Xirgu, de los toreros Manolete y Arruza, o los cantantes Carlos Gardel y Jorge Negrete, por la multitud de aficionados y seguidores que con motivo de su estancia congregaron en la Puerta del Sol.

La mayor parte del siglo XX este edificio fue propiedad de José Bagán Badía, que lo compró en 1912, y cuyos descendientes lo vendieron en 1977 a la Caja Rural Provincial de Castellón. En la planta baja también estuvieron ubicados dos conocidos comercios tradicionales, Tejidos Nicolau y Almacenes Monfort, cuya actividad comercial se mantuvo hasta que en 1994 llegaron a un acuerdo para renunciar a su arrendamiento a cambio de una indemnización de la ya Caja Rural Credicoop, que en su lugar destinó estos locales a una oficina financiera propia de la entidad y a partir de 2002 de Ruralcaja, que permaneció abierta hasta el año 2013.

Colindante con este inmueble, unos años antes, la Caja Rural Provincial había trasladado su sede a la calle Enmedio nº 3, tras haber comprado dos casas, el hotel Oriente y la pastelería Moya, que fueron derribadas para construir un edificio de nueva planta destinado a sede y servicios provinciales de la entidad, que sería inaugurado por los Reyes de España con ocasión de su visita a Castellón el día 2 de diciembre de 1976.

De ahí, que la compra en junio de 1977 del edificio de la Puerta del Sol, al ser colindante con su sede en la calle Enmedio, facilitó la unión interior de ambos inmuebles durante las obras de remodelación llevadas a cabo en los años 80 y 90, una actuación que dejó sin resolver cuestiones básicas de seguridad conforme al Catálogo de Patrimonio Histórico del PGOU de Castellón, que asignó a este edificio un nivel de protección integral.

Resultado de la rehabilitación

La intervención actual, promovida por la Dirección de Infraestructuras de Cajamar y realizada bajo la dirección de los estudios de arquitectura de Carlos Escura y Jaime Sanahuja, ha vuelto a segregar el histórico edificio de la Puerta del Sol de su colindante en la calle Enmedio, “reforzando y consolidando su estructura, manteniendo la volumetría y fachadas existentes, y primando en estas la sustitución de elementos deteriorados por otros de mismo diseño y similar material, así como eliminando elementos impropios añadidos en fechas posteriores a la construcción inicial, buscando con ello la restitución de las características originales de este histórico inmueble que está considerado uno de los edificios destacados del patrimonio arquitectónico de la ciudad”, ha explicado Mercedes Aranda, directora general de Eficiencia y Transformación del Grupo Cajamar.

Por su parte, el director de Infraestructuras, Manuel Giménez, y el arquitecto Jaime Sanahuja, han revelado algunos detalles de las obras realizadas para la sustitución del forjado respetando la solución constructiva original y que han permitido mantener y recuperar elementos significativos que, aun no estando protegidos, dotan a este edificio de una personalidad propia, siendo de destacar entre ellos la estructura de madera y metal que soporta la cubierta del edificio. Asimismo, resalta la limpieza y restauración de la fachada, así como la recuperación de los suelos hidráulicos que habían sido tapados en las diferentes intervenciones posteriores que había sufrido el inmueble en el transcurso del siglo XX, y que ahora han sido recuperados para mostrarlos como mosaicos que quedan a la vista tanto en la oficina bancaria como en las plantas superiores.

El interés de Cajamar por mantener y poner en valor la memoria histórica del edificio en su localización en la Puerta del Sol también se pone de manifiesto en la muestra fotográfica expuesta en la oficina de la entidad, así como en la selección de obra pictórica de reconocidos artistas locales como Juan Bautista Porcar, Vicente Castell Doménech, Gabriel Puig Roda, Francisco Vidal Serrulla, José Mingol, César Díaz Naya, José Sabat, Francisco Puig Vicent, Amat Bellés o Vicente Castell Alonso, entre otros, que se expone en diferentes espacios de las plantas superiores del edificio.

Sede de la Banca cooperativa

El grupo financiero que lidera Cajamar, primera caja rural española, cuenta en la Comunitat Valenciana con 17 cooperativas de crédito asociadas, de ellas 9 en la provincia de Castellón, “siendo hoy la entidad sucesora del germen cooperativo de crédito que tuvo su origen a principios del siglo XX en torno a la Federación de Sindicatos Agrícolas de Castellón y más tarde a la Unión Territorial de Cooperativas del Campo, de la que dependía la Caja Central de Crédito Agrícola que en 1972 se transformó en la Caja Rural Provincial de Castellón, en 1987 pasó a denominarse Caja Rural Credicoop, y en 2002 Ruralcaja tras su fusión con las cajas rurales de Valencia y Alicante”, ha recordado el director territorial de Cajamar en Castellón, Jesús García.  “Este edificio que acaba de ser rehabilitado en la Puerta del Sol dejó de tener actividad tras la fusión en 2013 de Ruralcaja y de la Caja Rural San Isidro de Castellón con Cajamar, cuyas dependencias se trasladaron al edificio de Gasset, a la espera de proceder a la rehabilitación del inmueble que ahora se presenta”, ha precisado.

Cajamar cuenta hoy en Castellón con 58 oficinas y agencias que son atendidas por 181 profesionales, a las que hay que sumar las 16 oficinas y 131 profesionales de las cajas rurales de Vila-real, Burriana, Nules, Sant Vicent de Vall d’Uixó, Alqueries, Vilavella, Almenara, Vilafamés y Xilxes que están asociadas al Grupo Cooperativo Cajamar.

 

Blog Grupo Cooperativo Cajamar